Buscar
  • Noelia Ruiz. Fisioterapeuta Osteópata C.O

CAMINAR EN LA PLAYA. BENEFICIOS Y RIESGOS


Llegó el verano y nuestras visitas al mar.... ¡Cómo nos gustan esos paseos orilla arriba y abajo! Pero... ¿conoceis los beneficios y riesgos que tiene el caminar o correr por la playa? Os resumo algunos en este post.

BENEFICIOS

Uno de los beneficios más importantes que tiene caminar por la arena de playa, es la activación del flujo sanguíneo que se produce. El contacto de los pies con la arena crea un micromasaje en la planta de los pies que activa la circulación y favorece el retorno venoso. Además este micromasaje relaja la planta de los pies, lo que nos ayudará a liberar el estrés y las tensiones musculares (Y por supuesto...¡dejarlos suavecitos! porque la arena es un exfoliante natural)

Si caminamos por la orilla, nos beneficiaremos además de las propiedades del agua de mar, que és rica en minerales (Yodo, Zinc, Sodio..)

Caminar o correr por la arena hace que trabajemos más la musculatura al ser un terreno más inestable (sobretodo en la arena seca) y es muy útil para hacer un trabajo propioceptivo como complemento de nuestro entrenamiento o ante un proceso de recuperación post-lesión.

Si caminas o corres por la playa en horas solares, otro de los beneficios más destacados, es que tendrás una buena dosis de estimulación de melanina para coger color en la piel y Vitamina D que tus huesos agradecerán =)

RIESGOS

Como comentábamos, caminar/correr en horas solares a parte de tener beneficios... también es una gran riesgo para nuestra piel, por la posibilidad de tener quemaduras y también por la deshidratación que se produce por el calor. Yo aconsejo ir a la playa en las primeras horas de la mañana, que además el agua está más fresquita y estimula más nuestras piernas. Eso sí, la botella de agua.. ¡Que no falte nunca!

La inestabilidad de la arena (sobretodo la seca) puede ser una mala amiga de nuestros tobillos y rodillas que sufrirán más por el aumento de trabajo que tienen que hacer. Así que si habéis tenido una lesión reciente, o queréis fortalecer los tobillos y rodillas para recuperarlos, es muy importante que vuestro fisioterapeuta valore primero si estáis en condiciones para hacerlo.

Al requerir más esfuerzo físico, caminar y correr en la playa puede provocar sobrecargas musculares. (Lo que más suelo ver, son sobrecargas en Psoas, por el mayor esfuerzo que necesita la pierna para elevarse, tanto por el hundimiento como por el peso de la arena sobre nuestros pies)

En cuanto a si caminar por la arena seca o mojada... ahí siempre andamos con discusiones. Yo siempre respondo... DEPENDE. La arena seca es muy buena para la propiocepción pero al ser más inestable, una persona con más debilidad ligamentaria y muscular, tiene muchos más riesgos de lesionarse, o de recaer en caso de se encuentre en proceso de recuperación. En el caso de la arena humeda, hay un mayor impacto y pueden sufrir más las articulaciones (tobillos, rodillas y caderas), y al no ser una superficie completamente plana (la orilla suele tener unos grados de pendiente) hay que tener en cuenta que modifica completamente nuestra pisada y puede aumentar alguna patología que tengamos debido a ella.

Y sobre el tema de hacerlo con zapatillas o descalzos.... de eso, hablaremos largo y tendido en otro post!!

Como veis, caminar en la playa es maravilloso pero conlleva algunos riesgos. Si tenéis algún tipo de duda, lo mejor es preguntar a un fisio antes de que tengamos que acudir a él por habernos lesionado :)

Ante todo... PREVENCIÓN.

#caminarenlaplaya

94 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo